dimecres, 20 de febrer de 2013

UN CONTE AMB FINAL FELIÇ

 
Quan era petita, els meus pares treballaven fora de casa i jo em quedava sempre amb la meva àvia. Recordo les tardes berenant a la terrassa, sobre una tovallola i sota un para-sol, jugant a què estàvem a la platja. Us puc ben assegurar que d’aquesta manera el berenar estava molt més bo.
[cast.] Cuando era pequeña, mis padres trabajaban fuera de casa y yo me quedaba siempre con mi abuela. Recuerdo las tardes merendando en la terraza, sobre una toalla y bajo una sombrilla, jugando a que estábamos en la playa. Os puedo asegurar que de esta manera la merienda estaba mucho más buena.
I una de les coses que més m’agradava de la meva àvia era que m’explicava molts contes. La majoria eren els contes tradicionals que tots coneixem, però ella m’explicava la seva versió de “cortijo”.
[cast.] Y una de las cosas que más me gustaba de mi abuela era que me explicaba muchos cuentos. La mayoría eran los cuentos tradicionales que todos conocemos, pero ella me explicaba su versión “cortijo”.
L’avia Dulce era una andalusa que va viure sempre al camp i del camp, i que coneixia prou bé totes les tasques que es feien en un “cortijo”. Per això, la ventafocs de la meva àvia (el meu conte preferit) es deia “Estrellita de Oro” i anava al riu a rentar.
[cast.] Mi abuela Dulce era una andaluza que vivió siempre en el campo y del campo, y que conocía suficientemente bien todas las faenas que se hacían en un cortijo. Por eso, la cenicienta de mi abuela (mi cuento favorito) se llamaba “Estrellita de Oro” y lavaba en el río.
Ara us explicaré la història de la Sylvia, que ha rebut unes galetes de part de les amigues. I us l’explicaré com si fos un conte, per què de fet té un final feliç, com tots els contes de la infantesa.
[cast.] Ahora os contaré la historia de Sylvia, que ha recibido unas galletas de parte de sus amigas. Y os la explicaré como si fuera un cuento, porque de hecho tiene un final feliz, como todos los cuentos infantiles.
Hi havia una vegada una noia que es deia Sylvia i que vivia a Castelldefels. Era una noia jove i moderna que treballava en el món de la telefonia mòbil.
[cast.] Había una vez una chica que se llamaba Sylvia y que vivía en Castelldefels. Era una chica joven y moderna que trabajaba en el mundo de la telefonía móvil.
 
 
Un dia, a la feina, va contactar amb el departament de telefonia fixe de l’empresa i va conèixer en Paco, que vivia a Madrid.
[cast.] Un día, en el trabajo, contactó con el departamento de telefonía fija de la empresa y conoció a Paco, que vivía en Madrid.
 
 
I es van enamorar.
[cast.] Y se enamoraron.
 
 
La seva relació va ser bàsicament telefònica.
[cast.] Su relación fue básicamente telefónica.
 
 
Fins que la Sylvia va agafar l’avió i va marxar de Castelldefels a viure a Madrid amb en Paco. I van ser feliços per sempre.
[cast.] Hasta que Sylvia cogió un avión y se fue de Castelldefels a vivir a Madrid junto a Paco. Y fueron felices para siempre.
 
 
Vet aquí un gos, vet aquí un gat, aquest conte s’ha acabat.
[cast.] Y colorín, colorado, este cuento se ha acabado.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per visitar-me i comentar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...